miércoles, 9 de mayo de 2018

TABERNA LA ERA ( ESCOTA)



Cada vez cuesta más encontrar un restaurante nuevo para poner en el blog, los existentes los tengo muy trillados y los nuevos, entre las fusiones-confusiones y los que se apuntan al sinmantelismo (excluidos por muy bien que se coma) queda poco que rascar. Por eso, aunque la producción sea más escasa, intentare optar por sitios que, a mi modo de ver, merezcan la pena.


Hoy hablare de Taberna la Era en Escota, Álava. No hay que dejarse engañar por el nombre ya que se trata de lo que podríamos definir como un "restaurante boutique", ambientes íntimos y poco convencionales, muchas veces en lugares apartados. Suelen ser restaurantes pequeños, de pocas mesas, con una personalidad e identidad propias, y en muchos casos ubicados en antiguas edificaciones (como el caserón de piedra que ocupa Taberna La Era). Ejemplos parecidos, son URGORA en Torre  o LA KABAÑA en Espejo.


Otra de las características de un restaurante boutique es que a diferencia de los restaurantes entendidos solo como un simple negocio de hostelería, son los propietarios los protagonistas tanto en la cocina como en la sala lo que garantiza un trato personal y la máxima implicación con el cliente, como en los casos de ARGINDEGI OSTATUA en Ezkio, KUKO en Ormaiztegi o  ESKOLABERRI en Vitoria.


Esta implicación de los propietarios, así como el hecho de estar situados en entornos rurales, tal vez sea la causa de que se practique lo que ahora se llama gastronomía kilómetro 0: productos del entorno, de temporada, cultivados por productores de garantías, lo que supone normalmente que por un precio razonable (a menos intermediarios menos se encarece la materia prima) se puedan degustar productos de altísima calidad.





Según me cuentan la oferta que tiene en la carta los fines de semana está haciendo de Taberna la Era un lugar de peregrinación desde la cercana Vitoria. Pero yo, fiel a este blog hablare del menú del día.


Comí alubias pintas, filete de potro y brocheta de frutas. Todo muy bien cocinado (como se ve en la foto), servido con gusto, en un entorno muy agradable y con mantel, aunque sea de papel.


Un sitio muy recomendable para comer el menú del día (pese a no ser un sitio céntrico estaba lleno) o mejor para una escapada de fin de semana en que pegarse un homenaje después de una excursión por la zona, con sitios tan espectaculares como Salinas de Añana o el nacimiento del Nervión.




1 comentario:

  1. Oeeee oe oe oeeeeee!!! GORA PIPARRAK y las alubias, claaaaaro. Buenas fotos con el hambre que llevo....

    ResponderEliminar