sábado, 27 de enero de 2018

ESKOLABERRI soul cooking (VITORIA)



Como dice la canción "todos queremos más..." y si cuando comemos un menú del día de nueve euros (si es que quedan) lo único que esperamos es que el filete no esté demasiado duro y que el arroz no esté demasiado blando, cuando pagamos 14 pues pedimos más, eso es precisamente lo que aporta Eskolaberri, el saber hacer de Alberto Sanchez, un chef de amplísima experiencia en restaurantes de postín que hace pocos meses ha abierto su propio local en Vitoria. Una vez comido en su restaurante me ratifico en la definición que el mismo daba de su cocina “Está basada en una cocina de mercado, muy sólida, tradicional, con mucho sabor, con guisos, con pescados con refritos, pero con mi toquecito... “es como dice el propio nombre del restaurante “comida con alma”.


Eskolaberri tanto en su decoración como en el hecho de que el cocinero es el capitán de la nave me recuerda a algunos de los que se están abriendo en Bilbao la Vieja como Perro Chico o Arima, cocina de autor a un precio muy ajustado, orientada a un público no demasiado mayor, algo que con la excepción del Sukalki se echaba en falta en Vitoria.


Supongo que en la versión de fin de semana la carta permitirá valorar más en profundidad la capacidad de Alberto, pero en la versión de menú del día (incluso existe una opción de medio menú por 10e) es un lujo poder degustarla por 14euros.






Ya entrando en harina y después de dudar entre varios platos que me resultaban atractivos opte por la cazuela de alubias pintas con sus sacramentos y los medallones de pollo rellenos con emulsión de soja y perejil.




Las alubias estaban espectaculares, llenas de sabor, tiernas y porque no valorarlo, también abundantes y con sacramentos para dar y tomar, lo cual se agradece. La cazuela daba para dos raciones, pero me contuve y tomé solo un plato. Tengo que decir que como aficionado a las alubias cada vez me gustan más las pintas ala esas, mucho más que las famosas alubias negras de Tolosa y al mismo nivel que las de Gernika y si además se preparan con la maestría que lo hace Alberto, pues mejor todavía.



De segundo el pollo, lo que decía al principio, en un menú de 10 euros te conformas con un muslo de pollo asado que no esté demasiado seco, pero aquí te ofrecen un plato muy elaborado, en el que se nota la técnica del cocinero y el contraste de texturas y sabores de los distintos ingredientes del plato, la base de patata pochada, los medallones de pollo relleno, el toque potente de la soja y todo con un emplatado atractivo.







De postre las natillas de la “amama”, aquí el listón estaba muy alto ¿en un menú de 14e pueden ofrecerte unas natillas de huevo como las que comías en casa? Pues si, al menos me lo parecieron a mí, unas natillas cremosas con su galleta Maria encima que me llevaron recuerdos de la niñez.




Si a todo esto le añadimos la simpatía de Itxaso, la encargada de atender a los clientes, pues está claro que merece la pena volver a Eskolaberri.






ESKOLABERRI Soul Cooking
Manuel Iradier 26
Tf: 945339543

No hay comentarios:

Publicar un comentario