sábado, 24 de septiembre de 2016

CASA RURURAL MAIALDE ( ELGUETA)



Pese a llevar viviendo en Euskadi tantos años (todos), no deja de sorprenderme como en el lugar más recóndito se puede encontrar un sitio donde te den de comer, en el fondo de un valle perdido (LASTURKO TABERNA) o en un cualquier pequeño pueblo entre montañas  (BORONDEGI JATETXEA, ARGINDEGI OSTATUA). Por eso  hace unos días cuando por cuestiones de trabajo me tuve que acercar a Elgeta, me pareció difícil que en un pueblo tan diminuto y siendo casi las tres de la tarde- en Gipuzkoa comen pronto- encontraría algún sitio donde me dieran de comer, así que recurrí a internet: "Casa Rural Maialde, restaurante y habitaciones con encanto en el Casco Antiguo de Elgueta". No tenía muchas esperanzas y ya me veía comiendo un pincho en el bar del pueblo, pero por si acaso llame:


- ¿Dais de Comer? , la pregunta no podía ser más clara, a esas horas no era cuestión a andarme por las ramas.


-¿Dónde estas?,-curiosa respuesta-.


-Cerca, llegando.


-¿Cuánto vas a tardar?


- En cinco minutos estos en el pueblo.


-Pues date prisa que me quiero ir de compras.


-¿Dónde estáis?


-Aparca fuera del pueblo, detrás de la Iglesia, das la vuelta y ahí estamos.


Lo de aparcar fuera del pueblo no significaba mucho teniendo en cuenta el tamaño del núcleo urbano de Elgeta, así que aparque detrás de la Iglesia di la vuelta y pregunte por el restaurante " ah, el Hotel, si por esa calle a la mitad".


Estaba esperándome ¿tú eres el que ha llamado no?, el comedor era pequeño, decoración rustica y el trato como se ve casero. Lo mismo que el menú, platos sencillos preparados con buen gusto y una muestra más que en cualquier parte de Euskadi se puede comer bien.


Comí pimientos rellenos de bacalao y carrilleras de cerdo en salsa, como en casa.






TABERNA GALATEA ( BARAKALDO)



Esta vez no hablare de un menú del día sino de pintxos. Porque no, no soy partidario de los "menús de pintxos", eso me parece que es un invento para los turistas. En Euskadi se comen los pintxos  a media mañana como un tentempié o hamaiketako (literalmente lo de las once) o mientras se toman unos potes antes de comer o cenar ( del pintxo-pote hablare otro día), pero nunca para sustituir a una comida principal, salvo que por una cuestión de urgencia no te dé tiempo a comer y tengas que pasar comiendo algún pintxo. Un menú del día casi siempre será más sano y ligero que comer solo a base de pintxos, que en general son una bomba de calorías, salvo los grillos claro, una especialidad bilbaína (y de Barakaldo)  compuesta por un trozo de patata cocida, lechuga y cebolla ensartadas en un palillo y con un poco de aceite, que yo conozca el único pintxo vegano, que triste.


Bueno, que me voy por las ramas y todavía no he empezado a hablar de la especialidad del Galatea, un pintxo común en prácticamente todos los bares como es la tortilla de patata. Precisamente ahí está el mérito, destacar en algo que todos los demás hacen. Es una tortilla dorada por fuera y jugosa, casi fluida por dentro, con una cebolla pochada, casi caramelizada, que le aporta sabor y una patata frita en láminas muy finas (creo que tienen una máquina para ello). Porque esa es otra, de poco serviría hacer una buena tortilla si lleva dos o tres horas hechas. En Galatea están constantemente haciendo tortillas tanto para llevar como para consumir en el local,  lo que es una garantía de que se comerán siempre en su punto.


Creo que las fotos lo dicen todo y si eso y lo que he escrito no es suficiente, preguntar a uno de Barakaldo.
TABERNA GALATEA
MUGURUZA 15 BARAKALDO
TF.: 944036483


viernes, 23 de septiembre de 2016

KUKO ( ORMAIZTEGI)





Voy a aprovechar esta entrada para matar dos pájaros de un tiro: hablar del restaurante KUKO y hacer un pequeño homenaje a la revista  ONDOJAN , la Biblia en fascículos de la gastronomía en Gipuzkoa. 


ONDOJAN además de en su versión en internet, se puede encontrar  de forma gratuita en los restaurantes que colaboran con la revista y nos va informando mensualmente de todas las novedades de la gastronomía guipuzcoana, principales restaurantes de cada localidad, recetas y artículos en profundidad siempre relacionados con la cocina. 


El caso es que después de visitar a una clienta me dispuse a buscar un sitio para comer, como tenía prisa pregunte por un sitio cerca (importante saber a quién preguntar). Me señalaron un local que más parecía un txoko, no tenía a la vista ni carta ni menú, aunque s iel nombre KUKO....así que busque en internet alguna referencia, encontré la de ONDOJAN que para mí es más fiable que otras que todos conocemos, el contenido del artículo me gusto y como estaba tan bien escrito lo reproduzco (fusilo) en su totalidad:   "Literalmente escondido en Ormaiztegi, Kuko se ha afianzado por derecho propio como uno de los restaurantes más interesantes del Goierri. Recogido, íntimo, coqueto, su comedor resulta ideal tanto para una cita romántica como para una comida de negocios. Con la ayuda de Sandra Aparicio en el comedor, el chef goierritarra Iker Markinez, formado en Francia y Andalucía, entre otros lugares, gobierna su pequeño restaurante a su antojo, disfrutando de la cocina y contagiando su pasión a sus clientes a quienes deleita con platos tradicionales elaborados con verdadero mimo y pequeños toques innovadores. Entre semana, la carta brilla por su ausencia y es el mercado el que marca el menú, mientras que el fin de semana se ofrecen platos más habituales. Cualquiera de las dos opciones resulta un placer para los sentidos."


Por supuesto entre y comprobé palabra por palabra lo que decía la revista, incluso había una pareja en una mesa (podía ser una cita romántica) y al fondo dos jóvenes trajeados que hablaban en euskera entre ellos y en inglés con los otros dos comensales de aspecto indio (comida de negocios sin duda).


La camarera me cantó el menú: tres primeros, tres segundos y tres postres, pedí ensalada de tomate y ventresca, cochinillo asado y hojaldre con crema, todo regado con agua y sidra.


La cocina es de mercado actualizado, pocos platos, pero lo mejor de cada momento y todo guisado con mimo, por el tamaño del comedor es como si tuvieras un cocinero particular para ti.


Los platos sencillos pero perfectos, en la ensalada el tomate pleno de sabor (es la época) y con unas láminas de ventresca apenas marcadas en la plancha para mantenerlas jugosas. 


 El cochinillo espectacular, perfecto, parece un plato sencillo pero es difícil de hacer tan bien: la carne muy tierna se soltaba de los huesos con facilidad y cubriéndolo todo una piel finísima y crujiente perfectamente asada.


El precio de 23 euros no es caro para lo que ofrecen, aunque como dicen en ONDOJAN  mejor para citas románticas o comidas de negocios. 

Kuko Restaurante 
Plaza Berjaldegi, 1, 20216 Ormaiztegi, SS

www.ondojan.com







viernes, 16 de septiembre de 2016

EL MEJOR MENU DEL MUNDO



En este blog dedicado a menús del día, aunque tocamos todos los palos, tenemos ( utilizo el plural mayestático con dos c..) debilidad por la comida tradicional, tal vez por eso mis entradas preferidas corresponden a restaurantes situados en zonas rurales: tremendo el ZARRABENTA de Aulesti, RUPERTO y OKELURI en Amurrio, KAMIÑOKO en Busturia,  KAKO en Berastegi ( espectacular  su Iglesia y el paisaje que la rodea), LA BODEGUILLA en Sopuerta..... Pero ¿dónde se come el mejor menú?, centrarse en un solo local resultaría muy poco objetivo, todo es cuestión de gustos particulares. Aunque lo que sí es más objetivo es tratar de localizar la zona geográfica donde mejores menús se pueden comer.


Partiendo de que según la revista Restaurante de los  50 mejores restaurantes del mundo 5 son vascos ( Arzak, Mugaritz, Berasategui, Azurmendi y Etxebarri) es decir tantos como los que ha colado en la lista la República Francesa, cabe pensar que donde mejor se cocina  será también en Euskadi. Si además tenemos  en cuenta que en la comarca de Donostia se localizan hasta 16 estrellas Michelin, la mayor concentración por habitante del mundo, ya se puede ir centrando la zona de nuestro país donde el nivel gastronómico es más elevado: la zona que rodea a Donostia. Pero la  alta cocina no es más que la punta del Iceberg, debajo existe una impresionante cocina popular, un alto nivel de formación y por supuesto un público exigente que obliga a mantener el listón muy alto.


 Pero ¿sería posible afinar un poco más?. Analizando los cientos de restaurantes recogidos en este blog a lo largo de los años, observo un pueblo que destaca especialmente: Oiartzun., que si en alta cocina cuenta con el espectacular Zuberoa, en cocina popular cuenta con una impresionante colección de restaurantes donde comer un gran menú : OLAIZOLA, IRIBERRI, ETXE ZAHAR, MATTEO, INTXIXU, ALBISTUR... y todavía me dejo unos cuantos restaurantes donde comer en Oiartzun un gran menú por un precio razonable. ¿Pero de todos ellos a cual nombraría como mejor menú...del mundo?, Lo siento, no podría decidirme por ninguno, pero lo que si aseguro al lector que en Oiartzun le resultara muy difícil comer mal.


ECHAURREN ( EZCARAY)



Después de dejar descansar un mes a mis amables lectores- gracias por las invitaciones a comer pero prefiero mantener el anonimato- aquí estoy de nuevo y para empezar rompiendo dos reglas de este blog: un menú que supera los veinte euros y de un restaurante de fuera de Euskadi. Las dos reglas las rompo por poco  y porque creo que merece la pena dar a conocer menú del día del restaurante Echaurren de Ezcaray ( La Rioja).


En principio pagar veinticuatro euros por comer garbanzos, croquetas y albóndigas parece mucho, pero no cuando se trata del restaurante de Francis Paniego, un cocinero con dos estrellas Michelin ( Echaurren, Marqués de Riscal


Voy a hacer un ejercicio- tramposo eso si- para ver si merece la pena, partiendo de un menú básico  hacemos los siguientes cambios:


 - Para pedir mesa no te diriges a la barra o intentas parar a la camarera que corre entre las mesas del comedor como ocurriría en un menú de 12 euros. En el Echaurren te recibe el jefe de sala y te lleva hasta la mesa ¿les parece bien esta señor?


- El comedor, amplio, tranquilo, decoración sencilla y elegante, sin olores ni ruidos molestos, solo una agradable música de fondo.


- Mobiliario cómodo, elegante, clásico. Mesa bien vestida y con  una perfecta disposición de mantelería, cubiertos, vajilla y cristalería. Ya apreciamos alguna diferencia añadida a un menú de 12 euros, en los que en casi todos los casos la servilleta es de celulosa y el mantel, en los sitios más "modernos "es inexistente.


- Luego está el servicio... en el Echaurren el trato que te dan es el mismo sea un menú de 22 euros o el menú degustación  de 65 euros (que viendo lo que hay por ahí no parece nada caro).


 Y por último la cocina. Mientras un restaurante de medio pelo se siente obligado a  plegarse a modas absurdas e incluir en su carta un presunto tataki de atún, en el Echaurren te  ofrecen croquetas o albóndigas con la confianza de que serán de las mejores que has comido nunca.


En el menú de hoy como entrantes fijos terrina de queso de cabra y croquetas, tres segundos a elegir, los viernes siempre tienen potaje de garbanzos con rape y almejas, muy recomendable, de segundo las albóndigas de la abuela con trufa, de postre varias opciones, yo elegí queso manchego.


La terrina suave, ligera, con sabor pero no demasiado marcada, un buen entrante (lo que se ve en la foto es una ración para dos). Las croquetas buenísimas, las famosas croquetas de Marisa, la madre del Chef, de jamón y pollo, suaves y cremosas, como se aprecia en la foto.


El potaje... la foto dice mucho pero hay que probarlo para saber lo que son unos garbanzos con una estrella Michelin.


Las albóndigas, albondigones diría yo, grandes, muy jugosas, un picado muy uniforme de la carne  y con el característico toque que le da la trufa.


El postre sencillo, pero a la altura del resto, tres cuñas de tres manchegos de diferente curación a cual más rico.


Para beber vino de Rioja y agua del grifo, que tratándose de agua de Ezcaray es todo un lujo.






























BAR TRIGO ( PORTUGALETE)



"Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina, embadurnada de harina, con las manos en la masa, niña no quiero platos finos, vengo del trabajo, y no me apetece pato chino, a ver si me aliñas, un gazpacho con su ajo y su pepino"


Como decía la políticamente incorrecta canción de Sabina, hay días en que no te apetece pato chino, ni tataki de atun ni gyozas de langostino. Lo que quieres es comer como en tiempos de la canción lo hacías en casa de ama. 


Como además en Portugalete la oferta gastronómica -salvo La Fragata y poco más- es muy limitada,  si estas por allí y quieres comer como lo harías en casa hace 30 años pues vete al Bar Trigo en Portugalete.


El bar Trigo es un bar que da menús por 8,5 e ( aunque el cartel de asados al horno de leña me incita a pasar por allí un fin de semana...), tiene cuatro mesas frente a la barra y un comedor detrás, lo atiende una familia y la comida es casera, basta ver el cartel con el menú de hoy para darse cuenta que son platos que podíamos comer en casa y además cocinados con mucho gusto.


Comí un clásico: de primero cocido de garbanzos y de segundo zancarrón con tomate, que es lo que se ha utilizado para darle sabor al cocido, vamos como se hace en casa.


No entrare en una descripción de los platos, solo diré que estaban incluso más ricos de lo que parece en las fotos. Solo recuerda como comías en casa.... si tu madre cocinaba bien claro.


BAR TRIGO
DOCTOR JOSE ZALDUA 17
PORTUGALETE
TF: 944617584




DESLORIAN A LA DE TRES ( VITORIA-GASTEIZ)



Pues a la de tres, que el DESLORIAN está muy solicitado e incluso para comer  solo hay que reservar mesa, que es lo que hice después de dos intentos fallidos, lo que tratándose de un menú de 13,50 resultado bastante curioso. Una de dos o en Vitoria de comer muy mal -que no es el caso- o en Deslorian lo bordan, como podéis suponer, si esta en este blog es- en mi modesta opinión- por lo segundo.


En Deslorian, trasladan al menú (de la carta no puedo hablar)  la regla de Victor Arginzoniz, el propietario del Asador Etxebarri de Atxondo " el secreto está en tener un buen producto y no estropearlo " como se ve, un poco más modesto que otros compañeros de profesión. En el caso de Deslorean parten de una materia prima más humilde que en el Etxeberri y le dan un tratamiento más imaginativo y cuidado que otros menús del mismo importe. El servicio es rápido y atento y por poner una pega: el comedor tranquilo, pero con una decoración espantosa ( que me perdone el decorador pero yo soy muy clásico para estas cosas).





No sé para que he escrito todo lo anterior cuando en la página de Deslorian hacen una definición con la que estoy totalmente de acuerdo: "Esta aventura llamada Restaurante Deslorian empezó a funcionar en el año 2008 con una idea muy clara del tipo de cocina que queríamos hacer, una cocina con matices creativos en la que la base tradicional también estuviese presente.
Creemos que hay muchas maneras de entender la cocina y la nuestra es ésta; es hacer una cocina con el mejor producto al mejor precio, en donde los sabores tengan protagonismo y donde nuestro único objetivo es hacer disfrutar al cliente con lo que está degustando. Un tipo de cocina en la que adaptamos técnicas vanguardistas a nuestros platos para darles así ese punto de creatividad y, por qué no, de locura, para intentar que sean diferentes.
Todo esto en lo que creemos no habría sido posible sin toda la gente que ha confiado en nosotros y a la que intentamos dar las gracias haciendo las cosas cada día un poco mejor"


Centrándome en el menú, comí Ratatouille de verduras con refrito de ajos y polvo de palomitas, Costilla de cerdo a baja temperatura, rustidas al horno con salsa de barbacoa y miel, de postre sandia., aquí por mucho que quieran no hay manera de meter un nombre rimbombante para el plato, la sandía es sandia y punto.


La verdura perfectamente cocinada, tersa sin resultar dura, pasada por la plancha pero sin achicharrarla, que es como debería ser siembre y no lo es en la mayoría de los menús, lo de las palomitas, no le vi la gracia, lo siento.


La costilla lo mismo, un ingrediente básico pero muy bien tratado, se deshacía por dentro pero conservando un exterior crujiente, nada que ver con esas costillas correosas y recalentadas que se ven en muchos menús y mucho más sabrosa que la que podemos encontrar en alguna franquicia americana de temática cinematográfica cuyo nombre no citare.
DESLORIAN
Calle Adriano VI 15, Vitoria-Gasteiz)
Tf: 945223134 ( importante reservar, incluso para el menu).
www.deslorian.com


 






jueves, 15 de septiembre de 2016

VEGANOS, IMPLICACIÓN Y COMPROMISO



 
Érase una vez un cerdo y una gallina que deciden hacer un regalo a su granjero, la gallina propone darle un par de huevos para el desayuno y que el cerdo lo complete con algo de bacón. Esta historia sirve para ilustrar la diferencia entre compromiso e implicación. Pero a los veganos no parece gustarles  ni la implicación de la gallina ni mucho menos el compromiso del cerdo.


Partiendo de que nos convertimos en humanos cuando empezamos a consumir proteínas de origen animal, incluso  muchos primates sin tantos remilgos morales no dudan -como el chimpancé- en matar y comerse a otros primates más pequeños. Aun así, puedo entender una gastronomía en que por motivos éticos  se prescinda de la muerte de animales, con lo que el cerdo de la historia se salvaría. Pero no entiendo -espero que alguien me lo explique- porque no se pueden consumir productos de origen animal cuando no implican una muerte. ¿Piensan que los seres humanos no estamos "diseñados" para consumir alimentos de origen animal? ¿Por el sufrimiento de los animales domésticos? ¿Existirían los esos animales si no existiera un aprovechamiento económico por parte de los humanos? ¿Tienen derechos los animales?. ¿ y deberes?.
De todas formas esta entrada no estaria completa sin la recomendacion de un restaurante, en este caso vegano por supuesto,  LA CAMELIA en Bilbao. Ahora reconvertido en:
LA CAMELIA VEGAN BAR


Villarías  3, 48001 Bilbao