domingo, 29 de mayo de 2016

DE CONTRABANDISTAS CHINOS, CLOACAS Y PESCADO AHUMADO




La teoría de los Seis Grados de Separación afirma que cualquier persona del planeta está conectada con cualquier otra, a través de una cadena de conocidos con no más de cinco eslabones o puntos de unión. Según esta teoría sólo seis niveles nos separan de cualquier persona del planeta. Podría poner ejemplos personales que me hacen creer que esa teoría es cierta.

Si resulta difícil cumplir la teoría de los seis grados  más complicado parece establecer una relación entre una cloaca, contrabandistas  chinos y pescado ahumado, o quizás no.

Recuerdo hace muchos años, cuando la ría de Bilbao era una cloaca maloliente, como vi a un hombre pescando anguilas desde un extremo del puente del Arenal. Descolgaba un sedal hasta situarlo a la altura del desagüe de una alcantarilla y cada poco tiempo sacaba unas hermosas anguilas que iba metiendo en una bolsa de plástico. Me acerqué y pude verlas, gordas, lustrosas y muy vivas. La anguila nunca ha sido un plato apreciado en la gastronomía vasca, grasienta, con poca carne  y aficionada a cloacas y sitios similares,  resulta un bicho gastronómicamente poco atractivo. Al menos en Euskadi.

Pero si la anguila gastronómicamente no da mucho juego, como realmente gana es ahumada, tiene una carne firme y un sabor suave que gana con el ahumado. Pero el problema aquí es el precio, es complicado encontrarla y siempre a un precio muy elevado, rondando los 50 euros el kilo. Se puede encontrar ahumada en algunos supermercados franceses, la encontré en el mercado de Figeres procedente del Delta del Ebro, en los Almacenes KA-DE-WE  de Berlin (impresionante su sección de alimentación donde se puede encontrar y degustar prácticamente cualquier cosa), pero siempre a precios prohibitivos. Por fin, aprovechando el viaje de un familiar a Holanda pude conseguir una, que me trajo entera y envasada al vacío. Como se en la foto  es fácil sacar los filetes y mas fácil comérselos.

Pero ¿porque un pescado que hasta hace pocos años era despreciado ahora es un artículo de lujo? , la razón hay que encontrarla en la demanda de angulas, que son las anguilas en su fase juvenil. Las angulas pueden oscilar según la temporada entre 500 y 1000 euros el kilo. El problema está en que a la demanda de angulas para su consumo, sobre todo en época navideña, se ha unido la demanda china y aquí es donde entran los contrabandistas. Resulta que la anguila es un plato muy apreciado en China, tanto que les resulta rentable comprar las angulas - casi a euro la unidad- en Europa y trasladarlas vivas a los arrozales asiáticos hasta que se hacen adultas. De forma que se llegan a pagar en China 2.000 euros por un kilo de angulas vivas.

Como este comercio no está autorizado ahí es donde interviene los contrabandistas chinos, un ejemplo es lo ocurrido el pasado mes de febrero en el Aeropuerto de Bilbao en que se decomisó a dos ciudadanos chinos cinco maletas con nada menos que 43 kilos de angulas en bolsas y botellas llenas de agua.

Así que si alguna vez veis en un aeropuerto a un chino con una maleta más pesada que él, recordareis porque es tan cara la anguila ahumada.










ASADOR RESTAURANTE SEÑORIO DE BIASTERI ( LOGROÑO)



Había terminado de trabajar en Oion y tocaba buscar un sitio para comer, no conocía ningún sitio cerca (se admiten sugerencias). El Casco Viejo de Logroño está a 4 kilómetros y parecía una buena opción pero no quería perder tiempo así que enfile la nacional en dirección a Vitoria, a los pocos kilómetros donde la carretera se aproxima al Ebro encontré un Asador que tenía muy buen aspecto, tanto que cuando entre dude si tendrían menú del día y si lo tenían.


El Asador xx ofrece por 11 euros un menú variado de cocina tradicional, un comedor agradable y un servicio rápido y eficiente, poco más se puede pedir. Bueno, por poner un pero, habría preferido que me dieran el menú por escrito, pero se ve que tenían la impresora estropeada.


Comí ensalada mixta y carrillera de ternera, de la ensalada no hay mucho que decir, correcta, tirando a buena. La carrillera en cambio estaba espectacular, el punto de cocción óptimo - esta carne tiene el riesgo de quedar dura- y la salsa perfecta, densa y de un sabor intenso.
Respecto a la localizacion, sali de Oion direccion Vitoria por la orilla derecha del Ebro, pero por lo visto hay una parte de esa orilla que pertenece a Logroño y ahi esta el restaurante. Bueno, tecnicamente estaba comiendo por Euskadi aunque sin darme cuenta lo hice en La Rioja.










jueves, 12 de mayo de 2016

LA LONJA DE OLABEAGA ( BILBAO)



La lonja es eso, una local a pie de calle que en otro tiempo albergo un almacén o un taller y que ahora se ha convertido en restaurante. Según lo que me cuentan la reconversión se hizo de una forma casi artesanal por las dos parejas que regentan el asador, ellas en la cocina y ellos sirviendo las mesas. El resultado un local diáfano, con aspecto marinero, mesas metálicas ( parecen recicladas de algún parque), grandes pizarras con los platos de la carta y el precio de los pescados pintado en las cristaleras que rodean la barra (ninguno de más de 40 e el kilo, una garantía para evitar "sustos" a la hora de pagar). A todo esto hay que añadir el indudable encanto que le da el estar situado al borde de la ría, que si en otro tiempo era una cloaca maloliente, actualmente es un brazo de mar lleno de vida, las algas cubren las orillas y entre ellas nadan los peces en busca de quisquillas y carramarros.


Originariamente nació con unas aspiraciones modestas, pescados y carnes a la plancha, raciones de picoteo y un menú del día de 11 euros, pero viendo los comensales y los platos que circulaban por el local, se ve que está evolucionando a un local de mayor nivel. Mientras yo degustaba mi menú veía como las mesas corridas se iban ocupando por grupos de mediana edad que no iban precisamente a comer un modesto menú. Comenzaron a circular cazuelas de arroz con bogavante,  paellas como ruedas de molino, un rape asado de tamaño considerable, raciones de quisquillon, nécoras a la plancha.... ¿sería yo el único que estaba comiendo el menú del día?, ¡no! , junto a mi dos currelas terminaban su menú. ! Venga a la puta calle que hay que librar la mesa!, les dijo el camarero-propietario, pero todo con una sonrisa, se ve que eran clientes habituales , como los que enseguida -más elegantes- la ocuparon  y al que el camarero y una de las cocineras - posiblemente su mujer- recibieron con un abrazo. Un local donde la gente repite y que está lleno tiene que tener algo.


Pero volveré al menú: tres primeros, tres segundos y postres caseros. Platos con inspiración marinera y con la parrilla como protagonista. De primero dude entre marmitako y verduras a la parrilla, como de segundo pedí verdel a la plancha, opte por algo "ligero" como son las verduras, que hay que cuidarse.


La parrillada de verduras abundante, tanto en variedad como en cantidad, bien cocinada y por ponerle un pero, yo habría añadido una salsa en la que poder mojar los vegetales.


El verder, siendo un resacado modesto, cuando está fresco y bien asado a la parrilla - como era el caso- es un plato más que digno. Un bicho de buen tamaño, carne jugosa y un refrito perfecto. Ni más ni menos.


En resumen un sitio donde comer un buen menú mientras ves como el personal se divierte mientras come y bebe. Si tienes ocasión pegarte una buena jamada con la familia o la cuadrilla a un precio razonable. Y ya si encima coincide con que juega el Athletic - San Mames está a cinco minutos-  el plan será perfecto.
Olabeaga Kaia, 22 48013 Bilbao - Bizkaia