domingo, 28 de febrero de 2016

GOIKOETXEA SAGARDOTEGIA ( LIZARTZA)


En el siglo XVI y posiblemente antes, ya se hacía sidra en la casa GOIKOETXEA de Altzo en el corazón - y cuna- de Gipuzkoa, los restos del Tolare ( lagar) así lo atestiguan. Hoy en la Sidrería GOIKOETXEA a escasos 5 km en línea recta siguen haciendo sidra. Sería muy bonito decir que la familia GOIKOETXEA a mantenido " por línea directa de varón" la tradición de cultivar manzanas y fabricar sidra durante quinientos años, pero no, Karmelo GOIKOETXEA abrió la sidrería hace pocos años " cuando cerraron la fábrica algo había que hacer" y el resultado es una sidrería-lagar moderna pero auténtica, el comedor es nuevo aunque decorado de forma tradicional y frente a el 10 depósitos de acero inoxidable guardan a una temperatura constante de 10 grados la sidra de la temporada. Sidra elaborada con la prensa situada en el piso inferior. Karmelo Hace de todo, cultivar los manzanos " es lo que más trabajo me da", fabricar la sidra, embotellar una parte, dirigir la cocina.....Sería sorprendente que la actividad se hubiera mantenido durante cinco siglos pero lo es mucho más que Karmelo haya retomado la estela  de los que muy probablemente fueron sus antepasados.
Comí una tortilla de bacalao que se alejaba de lo que se considera - puede que falsamente- como tradicional, el bacalao en dados en lugar de desmigado y el huevo muy cuajado, unos huevos con un color y sabor intensos, seguramente las propietarias no andarían muy lejos. La carne muy buena " esta cogiendo fama por la carne me dicen", Sólo hay que ver la foto del bocado clavado en un tenedor para hacerse idea de lo tierna y jugos que es, nada que envidiar a restaurantes de postín de la cercana Tolosa. La sidra... una buena y otra mejor, esta no es una sidrería de pega en la que tras las kupelas de madera se esconde la misma sidra, aquí cada depósito tiene sus matices, más afrutada, más seca, con cuerpo o más ligera, pero cuando has acudido unas cuantas veces a la llamada del txotx que anuncia la apertura de un nuevo depósito, la verdad es que toda la sidra te sabe buena. Si alguien acude estos días, recomiendo la del depósito uno.
En fin una sidrería-lagar auténtica en la que todo esta hecho con cariño por Karmelo GOIKOETXEA.
Abren los fines de semana y para grupos grandes entre semana, en la temporada de sidra exclusivamente ( Enero- Mayo)
También vende directamente su sidra embotellada.












viernes, 26 de febrero de 2016

AZPIKOETXE ( LEGAZPI)



Son las tres de la tarde de un día frío y lluvioso, difícil encontrar algún sitio donde comer a esa hora, así que pregunto a una de las pocas personas que veo por la calle -según a quién pregunte así será la respuesta-  me da solo un nombre: AZPIKOETXE. Está situado a escasos cien metros de la iglesia, en un lugar algo apartado. Veo el bar y contiguo se encuentra el comedor, parece estar cerrado así que entró en el primero, al menos comeré un pintxo, mientras pregunto al camarero observó la barra, muy buena pinta todo para el momento y día de la semana que es, esto promete. Afortunadamente el comedor está abierto.


El interior muy básico, mesas con mantel y servilleta de papel y una camarera que me va cantando el menú, no me gusta, no me da tiempo a pensar lo que quiero. Parece cocina casera y optó por los platos que pienso dan un pequeño margen a la creatividad, a demostrar si hay algo de "cocina" en Azpikoetxe, elijo milhojas de calabacín y bacalao a la plancha.


Llega el primer plato !sorpresa! No es un hojaldre, son láminas de calabacín  rellenas de txangurro, un plato sencillo pero espectacularmente sabroso, el txangurro muy logrado, sabor intenso que combina muy bien con el calabacín.


De segundo bacalao a la plancha, la calidad de la pieza correcta- se trata de un menú de 10e- buen toque de plancha y un refrito muy fino.


De postre cuajada, estamos en tierra de ovejas y en la época perfecta. Recuerdo una vez en ZARRABENTA, era verano y se me ocurrió pedir cuajada, la camarera me miró extrañada !pero si no es época! acertó a responderme, para ella no existían esas pseudo cuajadas infames que en algunos menús te ofrecen de leche de vaca con polvos, la cuajada es de leche de oveja y es a lo que debe saber, como lo hace la de Azpikoetxea.


En resumen un sitio donde por 10 euros se cómo a gusto y sin demasiadas pretensiones, o tal vez sí.


 




domingo, 21 de febrero de 2016

ETXEBERRI CON DEDICATORIA A MANUEL LIÑARES ( URRETXU)

Si en mi última entrada introducía la novedad de hacer una clasificación de restaurantes, hoy sigo con las novedades y haré una entrada dedicada a uno de mis lectores.
Por el número de visitas sorprendentemente alto, supongo que además de las fotos hay personas que leen lo que escribo, aunque por la falta de comentarios hay veces que lo dudo.
Por fortuna cuento con los siempre acertados comentarios del insigne gastrónomo catalán Oriol Asensio, pero poco más.
Así que como recientemente he tenido la oportunidad de conocer el nombre de uno de mis lectores, pues aquí va mi entrada dedicada.
Manu, como te has dado cuenta me gustan las alubias - rojas por supuesto- pero no todo en este mundo son alubias y alubiadas, así que te dedico y recomiendo- este artículo.
Del restaurante ETXEBERRI ya he hablado  aquí comentando su menú del día, pero recientemente he tenido la ocasión de comer fuera de menú. 
Como una imagen vale más que mil palabras y teniendo en cuenta que lo que comí me dejo sin ellas, aquí van las fotos de lo que pude degustar:

RAVIOLIS DE HONGOS Y CÍGALA

CARRILLERAS DE TERNERA

MILHOJAS DE ARROZ CON LECHE





martes, 16 de febrero de 2016

HOTEL RESTAURANTE TORRE DE ZUMELTZEGI ( OÑATI)


Las casas torre son una construcción característica del medievo vasco y aunque nacen con vocación defensiva también tuvieron la otra función de amenazar o controlar las tierras y caminos que les rodeaban, eran el instrumento de los "parientes mayores" para decir "cuidado que aquí estamos nosotros y este es nuestro territorio". Un ejemplo es la Torre de Zumeltzegi en Oñate que olvidado ya su pasado guerrero se ha trasformado en un hotel-restaurante con indudable encanto, tanto por su contenido como por el paisaje que le rodea 


Normalmente cuando se empieza la crónica de un restaurante hablando del " marco incomparable" y no de lo que te ponen en el pato es que algo falla, pero para que una comida sea redonda hay una serie de factores- incluidos los sensoriales- que influyen además del simplemente gastronómico: unas vistas espectaculares, decoración cuidada, silencio en la sala -tal vez había música de fondo pero perfectamente integrada- servicio cercano pero muy profesional, detalles como las servilletas con la imagen del hotel bordadas... la parte gastronómica a la misma altura, comida tradicional, sabores perfectamente reconocibles, platos que no sorprenden pero tampoco defraudan. Un sitio ideal para comer acompañado y si tienes que alojarse por la zona un lugar perfecto, a un paso (literal) del centro de Olati) y rodeado de paisajes espectaculares.


En el restaurante disponen de carta, pero yo comí el menú de 19 euros, de primero tagliatelle con almejas y setas, de segundo entrecot a la parrilla con patatas y de postre pellas.


La pasta en su punto y con intenso olor y sabor a almejas y setas, un plato muy sencillo siempre que se sepa hacer bien. De segundo entrecot, tal vez un poco pasado de punto- aunque cometí el error de no decir como lo quería- aun así la carne tenía muy buen sabor y se notaba el toque de parrilla, las patatas estaban espectaculares, caseras claro, perfectamente fritas, crujientes y nada aceitosas.


Las pellas es como llaman en Oñati a la leche frita, me recordó las que comía en casa cuando era pequeño, muy ricas, recién fritas y con bien de canela.
Esta en el borde del casco viejo de Oñati, se distingue claramente si se mira desde el pueblo en direccion sur.
www.hoteltorrezumeltzegi.com







lunes, 8 de febrero de 2016

CASA GARRAS ( KARRANTZA )




"El Restaurante Casa Garras, ubicado en Karrantza Harana (Bizkaia), ofrece platos de la cocina creativa y de mercado y de la cocina tradicional vasca; todos elaborados con los productos de mercado. Entre sus especialidades destacan los pescados a la plancha, el cordero, el chuletón, las gambas de Huelva atemperadas sobre velo de vinagreta de remolacha, la lámina de bacalao con guiso de sus callos y jugo de morrones, el pulpo asado en espuma de romesco, aceituna y concentrado de tomate y el foie fresco con cremoso de nueces y pasas", hasta aquí lo que el propio restaurante nos propone en su página web. Ahora comentaré si se corresponde a la realidad. Para empezar el que disponga de presencia en Internet nos muestra que algo ha cambiado.

Casa Garras es un clásico de Karrantza y durante cuatro décadas ha ofrecido comida casera sin florituras, buena materia prima -en gran parte producto local- platos abundantes... hasta ahí cuadra con lo que nos proponen en internet, pero ¿dónde está esa otra parte de cocina más elaborada y creativa? ...pues en la mesa de al lado, mientras como mi menú de 9,5 compartiendo mesas con un arquitecto de Logroño – entre esperar más y compartir mesa opte por lo segundo-  por cierto recuerdos al restaurante La Vid de Logroño. El caso es que escucho a la camarera como habla de la cebolla roja de Zalla,! Eso no entra en el menú !, veo los platos que sirven a una mesa de unos diez comensales y preguntó al camarero, se trata de un menú degustación, "entre semana hay que encargarlo" , distingo entre los comensales al cocinero Aitor Elicegi, algo bueno se tiene que cocer en Casa Garras para visitas de tanto nivel. 

Pero volviendo a mi menú, se ve que en este restaurante han optado por no poner todas las alubias en la misma cazuela: mantienen una oferta de menú del día asequible entre semana y dejan la cocina más creativa - por lo que me cuentan de mucho nivel- para el resto de días. Así que  vuelvo a la realidad del menú diario. De primero pido alubias, rojas por supuesto y de segundo albóndigas, como estas se han acabado acabo comiendo pechuga en salsa de queso.

Las alubias impresionantes de sabor aunque un poco flojas en los tropiezos, me sacan una fuente como para tres platos y me acabo comiendo uno y medio.

La pechuga, aparentemente un plato " de batalla" pero resulta espectacularmente rica, la salsa es de queso azul tipo roquefort y dejo el plato limpio. De postre queso fresco- estamos en tierra de vacas- con membrillo, acierto con los dos.




miércoles, 3 de febrero de 2016

LEÓN XIII ( LA ARBOLEDA)



No, este no es un blog de alubiadas, aunque a veces lo parezca: ALUBIAS EN BILBAO. SOBRE ALUBIAS Y ALUBIADAS. Pero como es evidente me gustan y además en la época invernal es raro el sitio donde no las incluyan en el menú. Aunque en este  caso, lo reconozco, no las encontré por casualidad ya que en el León XIII en particular y en La Arboleda en general son la especialidad. 


Posiblemente la tradición empezó con LA SABINA, mítico restaurante que tras de pasar por  varias manos sigue haciendo muy buenas alubias. Después y a medida que La Arboleda pasaba de ser un antiguo poblado minero a una zona de esparcimiento fueron apareciendo otros restaurantes que también se especializaron en alubiadas. Algunos entre semana las ofrecen dentro de un menú del día a precio módico 12 euros y otros en la carta pero sin que tampoco se dispare mucho la factura.


Hoy hablare de uno de los clásicos Leon XIII, el precio de las alubias en la carta es 14 euros: una fuente como para tres platos hondos, berza, guindillas, chorizo, tocino, morcilla y costilla. Partiendo de lo fundamental, las alubias, decir que son de las mejores que he comido, enteras , tiernas, un caldo denso pero no demasiado espeso y muy buen sabor, de esto último la culpa la tiene los "sacramentos" que son los que en parte marcan la diferencia respecto a otros locales de la zona. Alubias buenas se comen en casi todos los restaurantes de La Arboleda pero posiblemente en Leon XIII es donde mejor “acompañadas” te las presentan.


Además de las alubias tiene más platos en la carta, que aunque parezca raro hay personas a las que no les gustan. De postre recomendaría la tarta de queso casera, espectacular, aunque esta vez para varias probé el goxua, también muy rico.
Como en el resto de restaurantes de La Arboleda entre semana no hay problema para encontrar mesa pero los fines de semana es dificil comer sin reserva.
www.restauranteleonxiii.com