viernes, 27 de noviembre de 2015

PERRO CHICO ( BILBAO)



El Perro Chico a muerto, Viva El Perro Chico!. Según se dice, el antiguo falleció al desaparecer las rentas antiguas, un local de postín, cocina de autor muy interesante y carta de precios ligeramente altos.
Con la renta renovada le sustituye el nuevo, cocina creativa-fusión, menú del día de 13,50, platos con una presentación muy cuidada y mesa con una presentación muy descuidada, la falta de mantel o algo similar no es higiénico, por mucho que se piense que presentar una mesa desnuda es algo moderno. Pero aparte de este detalle todo lo demás es positivo. Forma junto a DANDO LA BRASA, PESO NETO y AGAPE  un póquer de ases de la cocina creativa de Bilbao La Vieja y a precios muy razonables. Espero que estos restaurantes junto con varios locales  que se están abriendo como  MARZANA 16 o ZUBIBURU  contribuyan a una regeneración de la zona y conviertan a Bilbao la vieja en una pequeña Ribe Gauche a la bilbaína.


Por una vez hablare de cuatro platos, de primero ensalada de remolacha, queso feta y cítricos con vinagreta de mostaza suave y de segundo pescado del día que esta vez era merluza a la plancha. Por otro lado arroz con setas y algas y de segundo pollo de corral crujiente con polenta al parmesano.


La ensalada resulto ser una combinación muy agradable de sabores y texturas, la vinagreta-como prometía- era suave y servía para integrar perfectamente todos los ingredientes. El plato de arroz resultaba sorprendente por el intenso (brutal) sabor a mar que trasmitían las algas, como se ve en las fotos el grano estaba entero pero perfectamente hecho.


De segundo la merluza a la planta, presentación sencilla pero visualmente muy resultona, un trozo de lomo de merluza en su punto  junto con unas verduras a la plancha crujientes y una base de salsa verde que posiblemente tendría algas ya que tenía un intenso sabor a berberechos que ·"obligaba" a untar.


Por último el pollo, un plato contundente y sorprendente a la vez, se podía decir que maíz por partida triple: por el que había comido el pollo (si es que era de corral), por el de la polenta y finalmente por el maíz tostado molido que rebozaba las dos piezas de pollo y le daba un toque crujiente al conjunto.


EL PERRO CHICO
Aretxaga 2 (frente al puente de La Merced)
Tf: 946402665









miércoles, 25 de noviembre de 2015

LA CASA DE NAPOLEON ( VITORIA-GASTEIZ)



Me habían hablado muy bien de La Casa de Napoleón, un restaurante inaugurado el pasado año y que además de la carta disponía de un menú del día muy interesante. La primera impresión fue buena, el menú del día ( 15,90 + IVA) tenía muy buena pinta, lo mismo que el menú degustación ( 22,50 IVA incluido). Bueno, antes de seguir, tengo que hacer un solo comentario crítico.... el precio del menú del día con el IVA aparte es un poco tramposillo, aun mas cuando el menú degustación tiene el IVA incluido. Pero aparte de esto, todos mis comentarios son positivos, la entrada era muy acogedora, lo mismo que el comedor anexo, una decoración moderna pero cálida. El servicio efectuado por la propietaria del restaurante (el marido está en la cocina) muy cercano a la vez que correcto, la mesa bien vestida con su mantel blanco y su servilleta gris.


Pedí arroz meloso con calamares, espinaca baby y alioli de chipirón, de segundo entrecot de vaca gallega a la plancha con patatas y pimientos del país.


Aunque nunca lo hago esta vez pedí un vino blanco y la verdad que fue un descubrimiento, Cueva de Lobos un blanco de Laguardia, un vino interesante, ligero en boca, glicérico, aromático, suave, con toques de tomillo, cilantro, almendras dulces y amargas, tierra mojada, chocolate con churros..... Vale era broma, no entiendo de vino! pero como me dijo una vez el responsable de Bodegas Campillo " vino bueno es el que te gusta a ti" y Cueva de Lobos es un vino muy bueno. Que- todo hay que decirlo- me sacaron con una hielera para mantener la temperatura (buen detalle).


Nada más pedir me trajeron como aperitivo un taco de puding de patata con mahonesa de trufas y huevas de anchoa, muy rico y muy rápido. Seguido llego el arroz, abundante, cremoso (o meloso) con un intenso olor ( y sabor) a chipirón, muy sabroso.


No suelo pedir carne en los menús del día porque por 10-12 euros es imposible que te den un filete interesante, pero en este caso esperaba acertar, un buen entrecot, con el punto perfecto (como se ve en la foto) y muy sabroso, la guarnición también muy correcta, con ocho pimiento tipo Gernika sin rastro de " gabardina" pese a estar a finales de noviembre.


De postre tarta de queso con frutos rojos, realmente no era una tarta como se ve en la foto, pero estaba rica, sin más.


Mientras como, suelo fisgar en internet para ver si hay alguna reseña sobre el restaurante en el que estoy y me lleve una agradable sorpresa con GASTRONOSFERA, y el estupendo articulo de Igor Goikoetxea, lo primero que pensé después de leer la entra fue " para que narices escribo yo sobre este sitio si lo voy a hacer peor". Lo más fácil era no citarlo o directamente copiar los comentarios, pero he optado por citarlo al final, si alguien lee su entrada primero es posible que se les quite las ganas de leer mis comentarios.










martes, 24 de noviembre de 2015

BODEGÓN GAONA ( VITORIA-GASTEIZ)



A mediados del siglo pasado había bodegones y bodeguillas, en estas últimas se vendía básicamente vino, de distintas procedencias y variedades ( mistela, tinto, clarete, blanco) y en diferentes formas ( chiquitos, porrones o para llevar) y casi siempre a granel, procedente de las barricas que se amontonaban al otro lado de la barra. En las bodeguillas la oferta gastronómica era sencilla: jamón y queso normalmente en tacos ( supongo que por la facilidad para cortarlo), chorizo, aceitunas y algunas conservas como sardinas y chicharrillos, como mucho algún bocadillo de bonito o anchoas, nada que necesitara una cocina. Los productos que se degustaban también podían comprarse para llevar, lo mismo que garrafones de anís o aguardiente y de vino por supuesto. todavía quedan algunas que conservan prácticamente el mismo ambiente de las antiguas bodeguillas, como BODEGA QUINTIN en San Vicente de Barakaldo o LA BODEGUILLA en Bilbao.


Pero además de la bodegas y bodeguillas existían - y existen- los bodegones como BODEGON GAONA , lugares en los que además de darse " de beber" se daba " de comer", comida tradicional por supuesto, como la que se practica en el Bodegon Gaona. Que si se merece una segunda entrada en este blog es porque mantiene el mismo espíritu y la misma cocina del siglo pasado.


Esta vez comí ensalada mixta y patorrillo ( patas y estomago de cordero con salsa de pimiento y cebolla) que casualmente es lo mismo que en mi anterior visita. Podría hablar de los platos pero creo que las fotos lo dicen todo, aunque  si los sacar después de haber rebañado dirían un poquito más.





viernes, 20 de noviembre de 2015

PATXI LARROCHA ( BILBAO)




Me habían recomendado el restaurante Patxi Larrocha más de una vez, recomendable el menú de fin de semana ( y a buen precio), recomendables las hamburguesas, recomendable el menú del día...


Y si esta aquí es porque dentro de la variada oferta del barrio de Basurto es una de las mejores opciones.


El local es muy amplio, decoración moderna y tres ambientes diferenciados: la entrada con mesas altas para tomar una consumición, una larga barra y al fondo el comedor.


Solo puedo hablar del menú diario que es el que he comido:  no se practica una cocina muy innovadora sino más bien clásica, correcta pero sin riesgos. Lo que más destaca es que la oferta en general está muy enfocada a satisfacer las necesidades del cliente, que parece lógico pero muchas veces no es lo habitual. Por ejemplo una oferta amplia de periódicos y revistas, mesas suficientemente separadas para mantener un mínimo de intimidad, una menú que se puede consultar diariamente en internet ( si te suscribes te lo mandan) y sobre todo una variedad de opciones total que se adapta a lo que en cada momento pueda desear un cliente: puedes tomar un plato combinado, un menú clásico ( primero, segundo, postre /café), menú exprés ( plato y postre)  y hasta un plato que contenga las tres opciones del menú que más te interesen). Como - que raro- tenía prisa opte por esta última opción para de paso probar un poco de todo, pedí jamón de Teruel, albóndigas y ensalada.


El resultado es el que se ve,  un plato sencillo, rápido y que en mi caso cumplió el objetivo marcado.


PATXI LARROCHA
Pablo de Alzola 8 Bilbao






MAITE ( SAN ADRIÁN)



 ¿Quién no ha estado alguna vez en San Adrián ( Navarra). Y le ha surgido la necesidad de buscar un sitio donde comer?. Vale, seguro que no le ha pasado a nadie que lea estas líneas, ni siquiera sabrán dónde está ese pueblo, pero como este Blog tiene en parte una vocación de servicio público pues aquí va una recomendación que con nunca encontrareis en tripa advisor ( asesor de tripa).


Para empezar San Adrián está en la rivera Navarra, relativamente cerca de pueblos como Mendavia o Lodosa famosos por sus verduras y sus conservas, buen motivo, para hacer una excursión gastronómica y aprovisionarse de conservas de calidad a mejor precio que en el Súper. Casi todas las marcas venden al público en la propia fábrica (muy recomendable CONSERVAS MELETA en Mendavia) o en sus tiendas, sobre todo en Lodosa. También se puede adquirir muy bien aceite de oliva virgen en los trujales de la zona ( aquí no hablo de aceite barato sino de aceite bueno, buenísimo diría yo).


Pero tanto si se está de turismo o como mi caso por trabajo y acabas aterrizando por San Adrián, si no quieres dar muchas vueltas una buena opción es Restaurante MAITE, un comedor espacioso, comida casera, menú amplio y precio ajustado, ¿ qué más se puede pedir?


No será una experiencia gastronómica inolvidable ni un sitio para ir en peregrinación, pero sí un lugar donde comer decentemente sin dar muchas vueltas, comí garbanzos, bacalao rebozado con pimientos y melón, todo correcto tirando a bueno.
RESTAURANTE MAITE
Calle Mayor 47, 31570 San Adrian


 



martes, 17 de noviembre de 2015

POLVORONES FELIPE II

Durante casi toda la historia los precios se fijaron por negociación entre comprador y vendedor . Establecer un mismo precio para todos los compradores es una idea relativamente moderna que surgió con el desarrollo de las ventas al detalle a gran escala al final del S XIX. Pensar que el precio es una cuestión de casar oferta con demanda sería demasiado simplista, intervienen muchos factores, siendo uno de ellos la intención de la empresa de posicionar su producto en un determinado segmento del mercado. 
¿Pero que tiene que ver esto con los polvorones FELIPE II? Pues qué son capaces de multiplicar por tres o cuatro el precio de sus "competidores" fabricando algo tan aparentemente sencillo como una mezcla de harina, manteca, azúcar. Frente a las grandes superficies con productos a granel a "sólo" 1,2 euros los 100 gramos  o productos " artesanos" a 8, los polvorones FELIPE II se pueden encontrar entre 18 y 25 euros el kilo ( según fuentes bien informadas el mejor precio se puede encontrar en una frutería de Sarriko a "sólo" 16 euros). Llega la Navidad y con ella empiezan a asomar por fruterías y panaderías los polvorones FELIPE II, sin publicidad, sin campañas de marketing, con un precio alto, pero con un sabor inigualable.
Ah y ya se que no se llaman polvorones, que en realidad se llaman mantecados, pero ya nos entendemos.


viernes, 13 de noviembre de 2015

CASA UROLA ( DONOSTIA)



Para empezar, decir que me gustan los pinchos, pero no me gusta " comer de pinchos" como dicen los turistas. Aunque  cuando no hay mucho tiempo, mejor comer unos pinchos rápido que no comer. Afortunadamente estaba en Donostia, ya sólo me quedaba acertar con los pinchos...


Creo que una calle recomendable es Fermín Calbeton en el Casco Viejo donostiarra !perdón! quise decir Parte Vieja como dicen los nativos o ya metiéndome en ambiente donostiarra " Lo Viejo".


Como no tenía mucho tiempo opte por elegir un solo bar, me deje guiar por mi olfato y termine dudando entre el Casa Urola y el Beti Jai, el primero parecía más clásico, más tradicional, el segundo tenía una barra mucho más surtida... Al final siguiendo la recomendación de un famoso BLOGUERO CATALAN  opte por Casa Urola.


Los pinchos de la barra no me atraían demasiado y a la hora de comer me apetecía más algo caliente por lo que opte por los pinchos o mejor dicho mini platos (algunos no tan mini) que estaban anotados en un tablón. Me decidí por lo siguiente:


- Vieira con crema de Ajoblanco y vinagreta de café,


- Vainas salteadas con espuma de patata, lascas de bacalao y aceite de olivas negras


- Txápela de hongos, yema de huevo salsa de pato y piñones.


Por el nombre y la ejecución podían ser parte del menú degustación de algún restaurante con estrellas Michelin, pero la verdad es que con eso un Txomin Etxaniz y un Luberti me quede más que satisfecho por un total de 14,60 euros.


Teniendo en cuenta que en Donostia un buen menú del día es como un buen menú del día en Bilbao más una propina de 4 euros, la opción de Casa Urola está más que bien, con mini platos o con medias raciones, pero a ser posible sentado.









jueves, 12 de noviembre de 2015

ÁGAPE ( BILBAO)



Me habían hablado muy bien del menú de ÁGAPE, un local nuevo que se añade a la ya nutrida lista de restaurantes que están revitalizando Bilbao La Vieja: Perro Chico (El  nuevo), Dando la Brasa, Peso Neto...El caso es que hace unas semanas intente comer allí y estaba lleno (era eso de las 15 h), lo mismo que el nuevo Perro Chico, por lo que termine comiendo - muy bien- en Dando La Brasa. Hoy es algo más pronto y como se ve he tenido más suerte (espero).


El local tiene una decoración moderna pero integrando elementos antiguos como las vigas de madera y paredes de piedra, la mesa "vestida" con un mantel en forma de tira y una servilleta, ambos blancos y de tela, que siempre da un toque de higiene no muy común en locales modernos.


Pedí espárragos blancos sobre cuscus de verduras y mayonesa de pesto y de segundo Secreto en confit a la plancha sobre patatas al graten con emulsión de su jugo.


El primero era lo que describía el menú, puntas de espárrago, cuscus con verduras y champiñones guisados y además lechuga y tomate frescos cortados en trozos pequeños,  el conjunto funciona muy bien mezclándolo todo, contraste de texturas y una salsa con un toque oriental que lo integraba todo.


De segundo confit de secreto..., bueno con el nombre ya lo he dicho todo, solo me queda añadir que el secreto estaba muy jugoso y todo iba acompañado de una salsa de pimienta que te "obligaba" a untar pan hasta dejar el plato limpio.


De postre me había propuesto comer piña natural....pero llevado por la curiosidad acabe probando la tarta de chocolate y curry. ¿Cómo sería?. Me concentré y trate de descubrir el curry, la consistencia cercana a una mouse, chocolate, mmm y al final un ligero regusto picante en el fondo del paladar, muy rico.


No me quiero olvidar del personal, atento, profesional y agradable, por el trato con los clientes se ve que la gente repite, no me extraña.





RESTAURANTE ÁGAPE


Hernani 13 Bilbao


www.restauranteagape.com












PESO NETO

martes, 10 de noviembre de 2015

EL BODEGÓN ( MUNDAKA)



En Mundaka  hay que comer pescado y si es posible comprarlo, merece la pena acercarse sobre las 10 al puerto donde los barquitos de bajura descargan sus capturas y las venden frente a la  cofradia , pescado y mariscos frescos y en muchos casos literalmente vivos que -salvo los ejemplares selectos que van a los restaurantes de la zona- pueden ser adquiridos directamente.


Pero si no se tiene tiempo para hacer turismo y se está solo de paso, se puede disfrutar de un buen menú del día con la garantía de que el pescado será fresco.


Hay varias opciones interesantes como el BATZOKI, o CASINO  y  hoy tuve la ocasión de comer en El Bodegón de Mundaka, un asador situado en el mismo edificio que Casino, con el que comparte unas bonitas vistas al puerto pesquero.


Cuando pase por delante y vi el menú escrito en un tablón, me fije en una cosa " pescado del día a la parrilla", bien! eso es lo que quería. El comedor es muy agradable, madera y piedra por todas partes, ventanales desde los que se ve el puerto y en un extremo una gran parrilla, que a pesar de ser la base de la cocina del Bodegón no genera humo ni olores intensos en la sala.


El personal muy amable en todo momento, les comente que tenía prisa por comer y estuvieron pendientes en todo momento de sacar los platos al ritmo más adecuado.


El bodegón es un restaurante de carta y en el menú también se notaba el buen hacer de los cocineros y esos toques de calidad propios de un restaurante de este tipo.


De primero me llamo la atención las alubias blancas con sacramentos, las vi servir en varias mesas acompañadas por una platito con los sacramentos y la verdad es que tenía muy buena pinta, pero opte por algo más liguero, la omnipresente ensalada mixta. De segundo lo tenía claro, pescado, esperaba chicharro que es lo más habitual, pero me sorprendieron: raya, bonito o cogote de merluza.


- " La raya está muy buena" me dijo el camarero,


- ! Pues venga la raya!.


-  ¿Con un poco de vino blanco verdad?, me sugirió el camarero.


Aunque no era una opción que me hubiera planteado acepte la sugerencia, al poco me vinieron con una botella de Rueda envuelta en una funda helada (otro toque de calidad).


La ensalada mixta... basta la foto para ver de qué se trataba y darse cuenta que entre una buena ensalada mixta como esta y una mala puede haber una diferencia abismal.


De segundo la raya, es un pescado muy particular, no tiene espinas sino cartílagos y cuando no está fresco resulta un pelín viscosa y tiende a desarrollar un sabor muy fuerte. Pero en este caso más fresca no podía estar y el resultado era una carne de sabor suave, jugosa (ver foto)  y con el agradable toque que le da la brasa.


De postre varias opciones tradicionales a cual más calórica, opte por el pastel de queso, muy rico, suave y ligero.
Menú con café con leche 15,40.











domingo, 8 de noviembre de 2015

POSADA RESTAURANTE CALERA ( VALLE DE VILLAVERDE)



Cuando el estómago te tira de la corbata y te grita " estoy vacío ..cio...cio",  " no voy a mandar ni un gramo más de glucosa a tu cerebro", pues no te queda otra que  buscar  un sitio donde reponer fuerzas. Hoy el trabajo me ha llevado al oeste, rodeado de vaqueros...bueno, al oeste de Bizkaia y rodeado de ganaderos para ser más exacto. Y es que hoy como dentro de Euskadi pero no en Euskadi, me explico, hoy como en El Valle de Villaverde , un minúsculo enclave de Cantabria en el Oeste de Bizkaia.  Aquí la oferta hostelera es muy escasa y puede haces 15 o 20 kilómetros sin encontrar un lugar donde reponer fuerzas,, así que sin posibilidad de elegir termine en  la Posada Restaurante Calera.


El lugar me trajo recuerdos ajenos, cuando la vida era mucho más lenta, posada restaurante, carreteras locales, autobuses de línea, cuando los viajes de trabajo duraban semanas, ferrocarriles de vía estrecha,  en los restaurante nadie preguntaba por la wifi ni falta que hacía. Cuando los avisos no se daban por wasap sino en " el parte" de RNE con mensajes del tipo: " se ruega a don Leonardo Aparicio de viaje por Asturias se ponga en contacto con su esposa en  Belorado por un asunto familiar grave".


Pero volviendo a la realidad, en Calera el menú es casero, intemporal, el mismo que podía haber comido hace 40 años. De primero ensalada mixta, arroz a la cubana, sopa o alubias, rojas por supuesto, elegí las alubias, por supuesto. De segundo  Filete, hígado "empanao", huevos con jamón y lirios.


Las alubias muy ricas, enteras, piel fina y un caldo con la densidad perfecta, de sabor muy bien, se nota el toque de la panceta adobada.


De segundo iba a pedir carne, se la sirvieron a otro comensal y tenía muy buena pinta, teniendo en cuenta que la mayoría eran ganaderos seguro que estaría buena, pero luego me dijo lo del hígado empanado - igual de bueno pensé - me gusta pero demasiadas calorías así que al final me quede con los lirios, unos pescaditos blancos parecidos a merluzas en miniatura. Estaban frescos y bien rebozados, sin más.


De postre otro clásico, el queso con membrillo, podía ser fresco o curado - el queso- opte por el primero, muy fresco y muy rico.