viernes, 30 de octubre de 2015

BOLIÑA EL VIEJO ( GERNIKA)





Tiene narices Ir a comer a Gernika un martes,  cuando el día anterior fue la feria de El último lunes de Octubre " la gran fiesta del agro vizcaíno" como dicen en los periódicos, pero las obligaciones laborales son lo primero y las casualidades lo segundo.


Y puestos a comer en Gernika, un clásico: Boliña el Viejo, de esos sitios que el cocinero David de Jorge ya habrá plasmado en su BLOG. La cocina de la amama (abuelita  en euskera), comida casera sin florituras.


Decoración "minimalista" una lonja pintada de blanco, techos altísimos de obra y una barra de acero inoxidable ( seguramente la única reforma en muchos años) al fondo tras una pared de bloques de cristal el comedor, paredes blancas, techos altísimos, sillas de txoko y como única decoración un cuadro - como no- del Gernika de Picasso. Las mesas con el "tradicional" mantel de papel que si tienes las manos un poco pringadas te quedas pegao y la servilleta afortunadamente de tela.


Desde mi mesa de entrevé la cocina con enormes cazuelas de las que va saliendo casi todo el menú (ver foto furtiva)


Pido alubias rojas de primero y morcilla de segundo, de postre pera, no hay que pasarse.


Las alubias están bien -como para hacerlas mal en Gernika- buen caldo, alubias tiernas y de piel fina, tal vez le falté un poco de sabor, quizás un poco de costilla adobada le habría venido bien.


De segundo morcilla, ya le había echado el ojo a una en la carnicería que hay frente al mercado un momento antes y cuando entré en el comedor la estaba de gustando un cliente así que yo también me apunte.


Una morcilla de un tamaño más que respetable, frita y con patatas, piel muy fina que se podía comer y un relleno de puerro, arroz y sangre, ligero y suave, por la proporción de vegetales era casi una morcilla vegana por lo que no creo que le alcance la recomendación de la OMS sobre los embutidos.


En definitiva, en el centro de Gernika una tasca de las de todalavida  con menú de todalavida.


Menú con café 13 e.


BOLIÑA EL VIEJO


Adolfo Urioste 1 Gernika (detrás del mercado)






domingo, 25 de octubre de 2015

ALUBIAS EN BILBAO



Dicen que en tiempos de los romanos una ardilla  ¿o era un celtibero? podía cruzar la Península Ibérica saltando de árbol en árbol sin tocar el suelo. Hoy -salvando las  distancias- un bilbaíno puede saltar de alubiada en alubiada por Bilbao sin tocar una ensalada mixta durante toda la semana, tanto porque en temporada Otoño-Invierno son plato obligado de  todo menú del día que se precie, como porque hay sitios en que un día a la semana - o toda ella- lo dedican en exclusiva a las alubias ( rojas por supuesto)  y en su versión extendida  la alubiada.


Como este blog tiene básicamente una vocación de servicio público, voy a satisfacer esa necesidad que todos sentimos alguna vez de " hoy me comería una buena alubiada". Aquí va un repaso de los días de la semana y su correspondiente alubiada, disculpas si omito algún restaurante y  que nadie espere valoraciones o clasificaciones:


 


LUNES NEW SCALA 


En Santxutxu, uno de los barrios mas entrañables de Bilbao. El menú alubiada cuesta 20 euros pero


hasta fin de año tiene una promoción por lo que se queda en  11 euros ( mínimo 2 personas) consta


de : ensalada mixta, alubias de Tolosa ( come todas las que quieras) con morcilla, chorizo, costilla,


tocino y piparras, postre y vino.






MARTES, MANDOYA  En este veterano restaurante del Casco Viejo todos los días menos el lunes disponen de un menú alubiada por 22 euros compuesto de alubias de Gernika con tropiezos, morcilla de arroz, chorizo del país, tocino ibérico berza rizada, postres caseros y crianza de Rioja.


 


MIERCOLES,  ARANDIA DE JULEN, nos vamos a Atxuri, todos los miércoles y el resto de días por encargo, por 28 euros aperitivo de la casa, alubias rojas con sacramentos, postre, pan agua y crianza de Rioja Alavesa.


MONTEVERDI .En el Ensanche. Atención, alubias con cava, Como primer plato se ponen las alubias, que el comensal puede comer hasta hartarse, y como segundo  todos sus sacramentos: morcilla, panceta, costilla y chorizo. Eso sí, para que sean digestibles van acompañadas con cava. Es recomendable reservar. Monteverdi Ercilla Kalea, 21, 48009 Bilbao. Tf: 944 23 15 30.






JUEVES ASADOR ZURIA, menú alubiada todos los días menos el domingo, compuesto de alubias de Gernika, morcilla de verdura, chorizo, panceta ibérica y costilla ibérica, la tostada del Zuria, agua o vino, todo por 23 euros. El  restaurante del Hotel Jardines de Albia Situado en Uribitarte 7.


VIERNES LA KAROLA, En Olabeaga, casi debajo de San Mames, Maribel nos prepara unas estupendas alubias caseras por solo 15 euros, además de los viernes las podemos encargar el resto de días de la semana, para los que no les gusten tiene otras alternativas igual de sabrosas.


 


SABADO MERENDRO EL VIVIERO, si no es Bilbao le falta poco, en la carretera de Artxanda a Galdakao. Un buen sitio para reponer fuerzas después de un paseo por El Cinturón de Hierro, el conjunto de bunnkers y trincheras que sin mucho éxito pero con mucho esfuerzo defendieron Bilbao durante la Guerra Civil. Ambiente campestre  en un típico merendero montañero, con chimenea de leña y caldito para reponer fuerzas, o mejor unos huevos con chorizo o si es sábado una buena alubiada por solo 12 euros.


 


DOMINGO. Una escapada de Bilbao y nos vamos de excursión. Un lugar de peregrinación es el Barrio de La Arboleda en Trapaga con multitud de opciones siendo una de las más conocida CASA SABINA, o en la Bizkaia profunda, en Nabarniz muy buenas alubias en ABOITIZ o el JATETXE NABARNIZ. Siento dejarme muchos otros sitios recomendables pero aquí ya van unas cuantas sugerencias. On Egin!
















miércoles, 21 de octubre de 2015

GURUTZE BERRI ( OIARTZUN )



Es un restaurante con solera (me recuerda en algo al Etxeberri de Urretxu), hace 45 años que lo regenta la familia Zapiain y aunque su fuerte es la carta centrada en la gastronomía tradicional y en temporada los platos de caza, cuenta además con un menú del día que por 13 euros te permite disfrutar de las ventajas de un restaurante de este tipo ( comedor agradable, servicio, mantelería) y sobre todo hacerte una idea de la cocina que aquí se practica. 
Un menú interminable que te va diciendo el camarero (supongo que tendrá estropeada la impresora y por eso no me lo pueden dejar), de primero elijo fritos, un local con alcurnia tendrá unos fritos caseros supongo... aunque luego rectifico y palpándome la tripa opto por algo más ligero, ensalada mixta, aunque me quedo con ganas de probar la sopa de pescado.
- ¿de segundo carne o pescado?
Le pregunto por los pescados:  merluza salsa verde, rebozada, bonito con tomate, anchoas..... Luego le pregunto por la carne, aquí lo tengo claro cuando llega a callos a la vasca me planto, supongo que serán a la vizcaína ( espero) pero aquí en Gipuzkoa les llaman así, lo veremos enseguida.
La ensalada mixta correcta tirando a buena " ya está aliñada pero si no está al gusto le traigo" lechugas variadas, espárrago, aceitunas, bonito, maíz, patata en taquitos, zanahoria en Juliana, tomate... bien, esta rica.
De segundo los callos a la  vizcaína, callos con morros ( mejor), salsa bien ligada y un punto picante, con esa consistencia que te "obliga " a untar y que te deja los dedos pegajosos ( aquí es donde se agradece una servilleta de tela frente a una de papel aunque sea buena).
De postre torrijas con crema de arroz con leche, ricas, dulces sin pasarse, bien empapadas en leche pero sin resultar babosas.
En Oiartzun es complicado elegir dónde comer, hay muchísimos sitios buenos:  MATTEO, IRIBERRI, OLAIZOLA, INTXIXU, ALBISTUR, ETXE-ZAHAR  y otros tanto que no aparecen aun en este blog, estando en la cumbre el Zuberoa por supuesto. Pero si se tiene duda entre cual elejir y se viene " de la parte" de Irun pues el Gurutze Berri es uno de los primeros que se encuentran.
HOTEL RESTAURANTE GURUTZE-BERRI
www.gurutzeberri.com


 






lunes, 19 de octubre de 2015

CHARCUTERIA ANA MARI ( LLODIO)





Por una vez haré una excepción y no hablare de un restaurante sino de una charcutería, aunque algo  tiene que ver  con este blog. Aquí hemos hablado muchas veces de alubias, incluso hay una recopilacion en este blog de la mejores alubiadas , pero que serían unas alubias sin sacramentos, unas alubias tristes.


Ahora que  empieza a refrescar apetece comer un buen plato de alubias  y que mejor que hacerlo en casa. Así que esta vez voy a animaros a cocinar.


De la receta no hablare, ahí prefiero no meterme, aunque se hacerlas. Lo que quiero es hablaros de la que -para mí -es la parte más divertida de cocinar, que es comprar los ingredientes. Para las alubias no vamos a escatimar: una visita al mercado de Gernika, en el que de paso podemos preguntar algún truquillo de cocina a las vendedoras, dentro de poco es el último lunes de Octubre y Gernika se viste de gala para acoger el mayor mercado del agro vasco, pero con menos agobios de gente y seguramente más baratas, cualquier día es bueno para acercarse al Mercado de Gernika a por unas buenas alubias.


 Pero como decía al principio, que sería de este plato sin un buen acompañamiento, una buena berza, unos "langostinos" de Ibarra ( aunque solo lleven el nombre) y unos sacramentos (chorizo, tocino, costilla y morcilla) a la altura de las alubias. Aquí entra en juego Charcutería Ana Mari. si vamos hacer un plato especial merece la pena tomarse un tiempo para acercarse a Llodio y contar con unos ingredientes realmente selectos.


 Se podría definir como la cueva de Ali Baba de la charcutería vasca. Disponen de obrador propio con el que a base de  pimentón, sal ,pimiento choricero y poco más dan un repaso al cerdo desde el morro a la punta del rabo, la mayoría  adobado ( pata, oreja, careta, papada, panceta, costilla, lomo) y el resto fresco ( secreto, jamón, guiarra, clientas)) o embutido ( salchichas, morcilla de arroz y chorizo)
mi preferido el lomo adobado, cuanto más curado mejor, se puede comer ligeramente frito aunque yo lo prefiero crudo el lonchas muy finas. Destacaría también el chorizo, a la manera de Bizkaia: unos 20 cm, mucho magro y poco tocino, con pimiento choricero y sin pimentón.


 Aunque la estrella es el cerdo  dispone además de una estupenda selección de quesos, embutidos, cecina, jamón, croquetas caseras, hamburguesas variadas, brochetas, conejo, pollo....
Si quieres preparar una buena alubiada Charcutería Ana Mari es el sitio donde poder hacerse con  los mejores sacramentos.


El local está un poco escondido en un pequeño mercado entre la Iglesia y el río, pero si no la encuentras, tranquilo, pregunta que todos en Llodio la conocen. Enfrente esta la estacion de Renfe que enlaza con Bilbao, asi que de paso que se va a comprar los sacramentos, se puede visitar este bonito pueblo del Valle de Ayala.






sábado, 17 de octubre de 2015

SORAN ETXEA ( LEINTZ GATZAGA)

Uno de los mejores sitios que he encontrado para comer un menu del dia, tiene menus de 15, 20 y 35 euros. El comedor muy acogedor, el servicio atento, los platos muy cuidados y abundantes, como pega el sitio ( salvo que vivas entre Vitoria y  Arrasate). El pueblo y el restaurante justifican una visita, hay otros restaurantes en los alrededores que por lo que me cuentas tambien merecen la pena.
En este caso tras unos fritos variados ( caseros por supuesto) y unos txipis a la plancha, me atrevi con un Goxua-Bomba en el que ademas de los tradicionales nata, crema y bizcocho, se incluian capas de fresa y mango,  si no te lo ofrecen en la carta pregunta por el.
el menu con Sidra y cafe 15+IVA.
Si se viaja entre Vitoria y Arrasate merece la pena evitar la nueva autovia y atreverse con la carretera vieja, conoceras un pueblo muy coqueto y un restaurante de lujo, que por cierto no es el unico, tambie cuenta con el ARRATE para los incondicionales de los platos de cuchara.













jueves, 15 de octubre de 2015

EME BE GARROTE ( DONOSTIA)

"Eme Be Garrote es el nuevo y flamante restaurante de Martín Berasategui en San Sebastián, ubicado en el barrio de Ibaeta, en una antigua sidrería que se caracteriza por su estilo contemporáneo y “euskandinavo”.
Localizado en un entorno natural, con una decoración enraizada muy original, en Eme Be Garrote el chef donostiarra vuelve a revivir el espíritu de sus orígenes, ofreciendo una cocina de producto, mimada al fuego y repleta de sabor, sabiamente actualizada y a precios más que atractivos". esta es la presentación que aparece en la web www.emeberestaurante.com y estoy totalmente de acuerdo.

En este caso Berasategui sigue el camino de otros prestigiosos cocineros como Atxa con su menú Bistrot, Canales con el Atea, Paniego con el Bistrot Comilón en Ezcaray o el Baskoc de Elizegi. Se trata de mantener la calidad y el estilo pero a un precio más contenido, todo ello arropado con una decoración rompedora y un servicio muy joven pero más " formal" que en alguno de los anteriormente citados, ( ni visten con camiseta ni te saludan con un " hola chicos" prefabricado).
Respecto al menú hay tres opciones: un menú de treinta euros, otro de cincuenta ( ambos con agua, vino y café), o una opción de carta, entrantes a 15 euros, carne o pescado 20, postre 10, y una selección de 15 vinos a 15 euros. En todos los casos IVA aparte. 
Me decidí por la ensalada Eme Be de la que a sugerencia del jefe de sala pedí media razón, de segundo chuleta y de postre crema de naranja. Como aperitivo me sacaron unas aceitunas y una crema de sardinas, de pre-postre un frappe de café. 
Eran un menú aparentemente sencillo pero en el que se reflejaba la búsqueda de la perfección gastronómica de Berasategi, empezando por las aceitunas del aperitivo, grandes, jugosas y con un toque de pimentón y terminando por el tapón de la botella de sidra, fabricado con unas muescas para permitir escanciar la sidra.
La ensalada Eme Be llevaba berros, langostino, huevos de codorniz y patata, sencillo, aparentemente, porque tal como prometía en su web el producto y el sabor eran los que destacaban, los huevos de codorniz con la llema sin cuajar de forma que en el paladar se notaba caliente y jugosa, que decir de la patata, ¿porque no saben todas así? cremosa y con un intenso sabor que posiblemente procedía del langostino.
Pedi una chuleta, tenía curiosidad por saber que le podía aportar Berasategi a un plato de este tipo, era una pieza de medio kilo, cortada en tiras de un dedo de grosor y con el hueso aparte, otra vez gran calidad en el producto y perfecto el punto. En lugar del tradicional acompañamiento de patatas y pimientos venía con un bol de puré de patata. No me gusta añadir nada a la carne, sobre todo cuando es de tanta calidad, pero aunque comencé con cierta prevención, acabe sumergiendo los trozos de carne en el bol de puré, que desde luego no se parecía nada a lo que asociamos con un puré de patata.
De postre crema de naranja, me recordaba a la crema catalana, acompañada por un helado muy cremoso. 
Previamente me sacaron un frappe de café, muy cremoso y con el sabor justo a café y que ya de por sí habría sido suficiente postre.
En definitiva, lo que caracteriza a la cocina de Martín Berasategi, el mejor producto y la mejor técnica para sacar lo máximo de ellos. Todo por 51 euros.


www.emeberestaurante.es
Igara Bidea 33, Donostia




























miércoles, 14 de octubre de 2015

AMBOTO ( BILBAO)

Se puede decir que entre el Ámboto y el Gorbea hay Jardines o los hubo alguna vez, cuando la actual calle Jardines del Casco Viejo bilbaíno era eso, unos jardines extramuros de la pequeña villa de Bilbao, el GORBEA y Amboto existían como montes y ahora además como restaurantes de esa calle y como sus hermanos mayores uno frente al otro. Vale, en la realidad un poco mas alejados que los respectivos restaurantes.
La calle Jardines como ya comente en la entrada sobre el GORBEA, tiene una concentración de restaurantes tal que desde el centro de la calle se puede leer el tablón con el menú del día de al menos cuatro restaurantes, lo que a veces más que una ventaja es un problema ¿y si ponen mesas en la calle y me dejan elegir un primero de un sitio, el segundo de otro y el postre de un tercero?. Ya se que no es posible, así que hoy después de dudar mucho ( en poco tiempo) me decidí por el Amboto, un clásico en Bilbao, comida tradicional vasca sin sorpresas ni florituras.
Pedí el Gazpacho Amboto y los callos a la vizcaína y como me esperaba no hubo ninguna sorpresa, era exactamente lo que quería, un buen gazpacho y  unos buenos callos. Eso es lo mejor de este restaurante, un valor seguro que no te sorprenderá pero tampoco te defraudara nunca.


RESTAURANTE AMBOTO
Jardines Kalea, 2, 48005 Bilbao, Bizkaia
944 15 61 48




martes, 13 de octubre de 2015

LO MÁS DE LO MÁS BILBAO ( QUE EN PAZ DESCANSE)

Como era eso que nos enseñaban en el colegio de " en una bañera en la que hay 100 litros de agua entran por el grifo 60 litros de agua por minuto y salen 45 por el desagüe que ha quedado destapado" Lo comento porque en este Blog van entrando post pero también hay locales que cierran y lógicamente deberían abandonarlo, es lo que ocurre con " LO MÁS DE LO MÁS". El restaurante ha cerrado pero creo que se merece un recuerdo aunque sea en la red, así que a partir de ahora todos los restaurantes que cierren seguirán existiendo en este Blog, aunque con un funerario " que en paz descanse", aunque tampoco habría estado mal un " tus comensales no te olvidan". 

Aquí esta el post original: 


El nombre podria ser Lo mas de lo Menos, porque es sorprendente que de un local tan pequeño con una cocina que supongo diminuta  ( solo cabe un cocinero) pueda salir tanta calidad y variedad de platos, no hay mucho sitio puesto que se trata de un bar con las mesas frente a la barra, pero resulta agradable, decorado con motivos cinematograficos y con un servicio muy correcto.

En el centro de Bilbao, calle Colon de Larreategui, junto al Hotel Abando. las fotos corresponden a varios menus de 16 euros.

Ensalada de tosta de queso de cabra, pasta salteada con setas, ensalada de ventresca y piquillos, carrilleras de ternera en su jugo, bacalao confitado al horno con pimientos y pastel de queso.




jueves, 8 de octubre de 2015

ALL I OLÍ ( DONOSTIA)



Comer en Donostia e ir a un restaurante catalán tiene narices y más cuando está en la muga ( límite) con Astigarraga, paraíso de las sidrerías, pero aquí estoy, en el restaurante All i Olí.
El comedor muy agradable, decoración sencilla, mantelería de un blanco inmaculado  y en una esquina la parrilla en la que elaboran los segundos platos, como música de fondo unos boleros... todo muy relajante.
Había carta y un menú de 20 e, más de lo que pensaba gastar pero ya que estaba allí me quede a comer el menú.
El camarero ( que resultó ser el dueño) , muy amable me fue explicando los platos y me aclaro - sin que yo le preguntará- que aunque en el menú ponía agua y vino, también entraba la sidra, justo lo contrario que hace dos días en que un menú de 11 euros acabo costando me 17 por la sidra. Me trajo Mina de Astigarraga muy buena y además el camarero - me leyó el pensamiento- me trajo una jarra con agua y hielos.
Ya que estaba allí me decidí por lo que me sonaba  más catalán del menú: Escudella, surtido de butifarras a la plancha y de postre crema catalana.
- Quieres pan con tomate?
-Claaaro (supuse que estaba en el menú y así era)
Me trajo tres rebañadas grandes de pan recién tostado que ataque mientras venía la Escudella.
A continuación me trajo unas aceitunas con cebolla.
- La cebolla no debe picar ni repetir, esta encurtida.
- Luego te lo cuento, dije mientras atacaba también las aceitunas y la cebolla.
Al poco llego la Escudella, una especie de sopa con verduras, garbanzos, alubias y fideos gruesos ( noodles como dicen ahora), junto con unos trozos de butifarra y una albondiga, rica, entraba muy bien.


Nada más acabar llego la butifarra, tres trozos más que respetables de diferentes tipos acompañados con media patata asada, muy rico todo aunque después de la Escudella, el pan con tomate y las aceitunas me costó un poco terminarlo.
De postre la crema catalana, perfecta, la superficie de caramelo tostado que crujía al atacar con la cuchara y debajo una natillas cremosa que se veía que era casera.
- Café vas a tomar?
- Si, un cortado.
- Quieres un chupito? de pacharan, de orujo blanco...
Por el tono de su voz pensé que me estaba invitando al chupito y por no resultar descortés pedí uno de orujo blanco. Después, cuando vi la cuenta comprobé que sí, que me había invitado, un detalle.


Le pregunte – aunque ya lo sabía- si en temporada tenían calzots y me dijo que si, calzots y calzotadas, todos los días.
- De Valls, los auténticos, con denominación de origen.
- Ya he comido por allí, en CAL GANTXO
- Buen sitio, un clásico, yo soy de Tarragona y lo conozco bien.
Me dio una tarjeta, según me dijo, en temporada de calzots hay mucha gente y es mejor reservar.
Buen sitio – si no el mejor o casi el unico-  para probar la gastronomía tradicional catalana sin salir de Euskadi.
ALL I OLI
Okendotegi Bidea, 2, Donostia, Gipuzkoa
943 46 02 96

www.alliolidonosti.com



















martes, 6 de octubre de 2015

IZENBE ( DEBA)



Me encontraba camino de Donosti por lo que decidí parar a comer en el Urgain de Deba,   estaba cerrado por obras así que teniendo en cuenta lo complicado que es aparcar el coche en Deba, me decidí por no moverlo y buscar otra opción. Llovía y apenas había gente por la calle, pregunte y me indicaron el restaurante Izenbe. Cuando estaba llegando vi un cartel que en el que se podía ver el menú de otro restaurante, me pico la curiosidad... mm porrusalda con morcilla, curiosa mezcla... por 11 euros merecía la pena probar y además el día pedía un plato de cuchara. El Izenbe quedara para mejor ocasión.


Cruce por una especie de pasadizo y en un patio interior estaba el restaurante, no se veía mucho movimiento, lo mismo que en el resto de Deba, fuera de la temporada de verano y lloviendo, era normal.


Había un hombre comiendo un chicharro en una mesa junto a la barra, tenía muy buena pinta, pediría chicharro y de primer plato la porrusalda con morcilla ¿ sería de verdura? en Gipuzkoa suelen ser de cebolla... pronto lo sabría.


El camarero que me atendió tenía todo el aspecto de un guerrero maori, fornido, tatuado y poco expresivo, me alargo un papel con la carta pero como tenía prisa le dije lo que quería comer.


Me pregunto por la bebida, aunque en el menú ponía agua y vino pedí sidra, normalmente en los menús de Gipuzkoa suele entrar la sidra y si no te lo aclara el camarero cuando la pides, me la trajo sin decir ni una palabra, Saizar buena marca.





El tiempo pasaba y no llegaba la porrusalda, como era el único comensal me temí que lo que estaban haciendo era descongelar una ración, espero que no fuera así porque la patata no queda bien descongelada, al cabo de un rato llego el maori con un cuenco cuadrado que me dejo en la mesa desapareciendo al momento. El plato contenía mucha patata, poquísimo puerro y nada de zanahoria,  y....¿ la cebolla?, escarbe bajo el montón de patatas y no estaba, bueno me la traerían ahora, aunque no tenía mucho sentido que un plato de porrusalda con morcilla sin morcilla.


Seguí explorando en el plato, en dos cucharadas me comí el caldo y los escasos trozos de puerro,


 !Encontré un guisante!, solo uno, también había un pequeño tubo de centímetro y medio de largo y unos 3 milímetros de ancho, lo presione con el tenedor y estaba duro, por el color oscuro puede que tuviera algo que ver con la desaparecida morcilla. Las patatas estaban muy duras, tal vez si que estaba descongelada.... y la morcilla no llegaba. Comí dos trozos de patata y deje el resto.


Cuando vino el camarero con el chicharro le pregunte por la dichosa morcilla. ¿ he buscado debajo de las patatas y no la he encontrado?, el me miro muy serio...." se les habrá olvidado" y a ti cuando me serviste el plato, estuve a punto de replicar, pero ante su respuesta pensé que me la traería, me equivoque.


El chicharro estaba bueno, bien cocinado y de un tamaño suficiente, pero después de lo anterior solo tenía ganas de acabar e irme.


De postre pedí cuajada, cuando llego perdí definitivamente la esperanza de que llegara la morcilla, era una tarrina de plástico muy pequeña, no era casera por supuesto, la probé y al menos parecía de oveja.


Pedí la cuenta, prepare los once euros para coger rápidamente la nota y salir... pero la cuenta era de 17 euros, el camarero, tan parco en palabras, no me aclaro que la sidra no entraba en el menú, la habría pedido de todos modos, pero si llego a saber que dos vasos de sidra me costarían 6 euros desde luego que no. Suponiendo que una botella de Saizar le hubiera costado al restaurante como mucho 1,5 euros, el margen es más que considerable.. no dije nada al camarero, pague y me fui.


Al salir no pude evitar acercarme a la cafetería Izenbe, me tome un cortado rápido, la verdad es que estaba muy bueno, en la barra quedaban unos pinchos de tortilla de aspecto muy apetecible y al fondo dos parejas estaban comiendo. No sé si comeré alguna vez allí, pero desde luego se dónde no volveré a comer nunca.


Me fui de Deba después de haber comida mal, con 17 euros menos en el bolsillo y lo peor, con una duda que jamás resorberé... ¿ la morcilla seria de cebolla o de puerro?.